Regresar
Mariano es muy Mariano

No había entendido el eslogan de Mariano Osorio hasta que tuve la oportunidad de invitarlo a mi programa de televisión 'El minuto que cambió mi destino'. ¿A qué me refiero o por qué digo esto?, bueno, porque el afamado comunicador es el invitado de este sábado y no saben la grata sorpresa que me llevé con él. Si bien Osorio es mi amigo desde hace muchos años, admiro lo que ha construido a nivel radiofónico por las mañanas, el nivel de empatía y credibilidad que tiene con miles de personas a diario. No conocía bien a bien su historia, su esencia, sus inicios, su llegada a México con dos maletas, una con su ropa y otra de ilusiones, la particular historia de amor con su Teté, los nacimientos de sus tres hijos, hasta episodios fuertes, dolorosos, como el que nos tuvo la confianza de abordar. Sé que Mariano entró a la zona de dolor, de los recuerdos, pero el amor y el compromiso por sus tres chavos puede más que cualquier otro sentimiento. De manera respetuosa, las y los invito a que este sábado 15 de febrero me hagan el favor de acompañarnos, a Mariano Osorio, que sí es muy Mariano, y a un servidor, en mi programa de TV, a través de Imagen Televisión, canal 3.1. Los esperamos.

OCHOA, IMPOPULAR

Lo que son las cosas, Chucho Ochoa es uno de los actores más respetados, buscados y premiados de este país. Hace teatro, cine y televisión, pero un buen día decidió entrarle a la política y ser secretario general del Sindicato de Actores y ahí fue donde la percepción sobre Jesús dio un cambio radical, de 180 grados. Lo tachan de prepotente, majadero, boicoteador, intolerante, poco sensible, abusivo, bueno, hasta de acosador con Cynthia Klitbo. No lo sabemos, no pertenezco a la ANDA, pero se nota a leguas que ya no es el mismo de antes.

Con el asilo de ancianitos, que se llama 'La Casa del Actor', las cosas son peores aún, él dice que se están robando el dinero, pero no lo demuestra ni los denuncia, porque si usted se entera de que se están clavando dinero que no es propio, levanta una denuncia o demanda y que caiga todo el peso de la ley sobre los culpables; pero él se queda en gritos, insultos, sombrerazos, maldiciones y todo sigue igual, no sé si de bien o de mal, pero igual.

¿Cuántos años de amenazas y descalificaciones? ¿Y saben qué ha pasado? ¡Nada!, y nada es nada, recuerdo que se acusaba de robos a Julio Alemán, a Silvia Pinal, a Lilia Aragón, a Juan Imperio, a Maty Huitrón y todos los que les antecedieron y los que llegaron después y nunca ha pasado nada, puro show sin solución. Qué pena. Si en realidad hay gente que roba los intereses de los actores, sería sensacional que, en vez de tanta faramalla, hubiera alguien encarcelado, ¿no creen? Por cierto, Ochoa es tan impopular como Maduro en Venezuela, pero él con los actores.


 
  Sigue



contacto@gustavoadolfoinfante.com.mx
© 2019 Gustavo Adolfo Infante

 


Acerca De

Aviso de Privacidad



Recordar Usuario| Recuperar Password

 
 
  REGISTRATE